Las tres cosas que sí sabe un editor

24 Mar
Foto: Rogilde

Nadie o casi nadie sabe en qué consiste el trabajo de un editor. Ni siquiera los editores lo terminan de saber. Pero hay tres cosas que todo buen editor sí sabe: siempre hay que dudar, siempre hay que mantenerse oculto y que sólo hay una certeza.

Hay que dudar
Un editor siempre duda. Esa frase que suena un poco artificial, ese título que no se entiende del todo, ese capítulo que puede ser eliminado, que faltan ejemplos, ¿será que sólo me gusta a mí? Un editor no está seguro si debe intervenir más o menos en el estilo del autor, en la estructura del libro, en el tratamiento de la información. Al fin de cuentas el responsable de lo que se dice en el libro es el autor, no el editor. Pero éste tiene un compromiso con su trabajo (debe vender el libro), con el autor (confía en su consejo) y con el público (hay que satisfacer sus expectativas).
Pero la duda no abandona al editor. Y no debe abandonarlo, pues el editor que no duda corre el riesgo de volverse caprichoso, engreído, prepotente y sólo publicar aquello que le gusta. ¡Y que el público lo compre si le da la gana!

Hay que mantenerse oculto
Un editor hace lo imposible por cederle el protagonismo al libro y al autor (en este estricto orden). Mientras menos se note la presencia del editor, mejor. Ello significa que el trabajo se hizo bien. El editor es como un guardagujas que se encarga de que el texto vaya por la vía que le corresponde sin descarrilarse. Nadie se pregunta por el guardagujas a menos que sienta cómo el tren en el que viaja se descarrila.

Hay una certeza
Si alguna certeza tiene un editor es que hay dos tipos de libros: el bueno y el malo. El libro bueno es aquel que, sin importar su tema y su estampa, cumple con lo que promete. Si promete literatura de calidad eso es lo que da. Si promete información eso es lo que entrega. Y si promete que junto a él se podrá matar el tiempo es a eso, y a nada más, a lo que ayuda. El malo, en cambio, es aquél que defrauda desde el principio; incluso desde la contraportada. Promete de todo y no da nada.
Y es que realmente no se trata de que haya sólo dos tipos de libros (y ahí está la duda) sino de que no hay libro malo sino mal editado.

Anuncios

Una respuesta to “Las tres cosas que sí sabe un editor”

  1. adrianonxx 14/07/2007 a 1:43 am #

    ¿Podrías recomendar más principios de edición?

    Muy interesante el blog.

    Muchos saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: