Las librerías como centro del mundo

25 Nov

Con la llegada de Amazon a España y a Chile (en unos dieciocho meses), la delicada situación de las librerías de mortero y ladrillo del mundo de habla hispana parece agravarse. Si a la crisis económica española y a la falta de suficientes lectores en ambos lados del océano, le sumamos la irrupción en el mercado de un competidor aparentemente indestructible, entonces lo que se avecina es una migración de los compradores de las tiendas físicas a la virtual. 
Sin embargo, no todos están convencidos de que el futuro es aciago y ofrecen visiones alternativas o menos catastróficas sobre las librerías y su porvenir. La librería como centro del mundo o por lo menos de la actividad cultural de la comunidad en que se encuentra es una de estas visiones. Como aconseja Juan Cruz, en su artículo “¿Qué será de las librerías?”, una librería puede ser vista como un centro de agitación cultural, “como otra forma de biblioteca”. Como oasis, como “un espacio ordenado y tranquilo que invita a la reflexión y al silencio”, que sirve de refugio para escapar de la infoxicación es como la ve Damià Gallardo, librero de la catalana Laie. Además, para este librero la estrategia no consiste en copiar a Amazon sino de echar mano del know-how que cada librería tiene para mantener a su público fiel, pasando, por supuesto, por el aprovechamiento al máximo de la tecnología para ofrecer un mejor y más dinámico servicio. 
Para tener una idea de lo que viene también podríamos pensar en los factores en los que repara Germán Echeverría cuando considera a lo que tendrá que enfrentarse Amazon en Latinoamérica: mercado menos maduro, menor poder de compra, libro digital con porcentaje muy bajos de participación de mercado, producto desconocido por la mayoría, menos títulos digitalizados, editoriales menos profesionales, precio altos de los dispositivos (en relación con los salarios) y población que no está  acostumbrada a pagar por contenidos digitales. A esta lista podría añadirse un bajo nivel de bancarización de la población adulta, pues el comercio electrónico depende de que el comprador sea cliente de un banco. 
Así que todavía quedan motivos para celebrar a las librerías y actuar a favor de su fortalecimiento y visibilidad. Hoy 25 de noviembre se estará celebrando el Día de las librerías en España mientras que mañana 26 se celebrará la ya clásica Noche de librerías en Buenos Aires. Gracias a diversas actividades las librerías ofrecerán a los lectores un poco de agitación a la vez que un merecido sosiego durante estos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: