Libros de Argentina en el Kindle

22 Ago

“Las grandes editoriales que dependen de grupos extranjeros están esperando las directivas que les llegan desde las casas principales y mientras tanto, desperdician tiempo valioso y poseen poco margen para elaborar sus propias políticas. En ese sentido, creo que lo más interesante va a surgir y está surgiendo de editoriales independientes chicas o proyectos relacionados con el campo de la impresión y la tecnología. Lamentablemente, muchos son intentos aislados y no logran conformar un entramado coherente.”

Su nombre es continuamente invocado por los profetas del apocalipsis editorial. Muchos editores lo consideran una amenaza, mientras que los autores creen que es la clave para obtener una justa remuneración. Lo cierto es que si una obra es publicada en formato eBook y, de paso, llega a estar disponible en el Kindle de Amazon, la cantidad de sus lectores y la exposición de su autor (así como sus ingresos) podrían aumentar considerablemente.
A propósito de este nuevo formato, de las expectativas que éste ha generado y de la publicación de sus eBooks en Amazon, Germán Echeverría, director de Autores de Argentina, conversó con Sobre Edición.

¿Qué significa para Autores de Argentina que sus libros estén disponibles en Amazon y se puedan descargar en el Kindle?
Germán Echeverría: En primer lugar, para nosotros es un paso muy importante que forma parte de un camino que comenzamos a recorrer hace un año. En el 2009 nos propusimos trabajar para que el eBook sea una opción real tanto para nuestros autores como para la editorial y no una simple declaración de intenciones. En ese sentido, comenzamos a realizar distintos acuerdos para que nuestros libros digitales estén disponibles en diversos lugares y plataformas. Hoy en día ya podemos vender eBooks en: Amazon, Casa del Libro (España), El Corte Inglés (España), Musimundo (Argentina), Ghandi (México), Norma (Colombia), Todoebook y varios sitios más. Próximamente en agosto o septiembre de este año estamos por incorporarlos a Barnes & Noble y el último objetivo que nos queda para esta etapa es avanzar con iBooks de Apple (iPad, iPod, iPhone) y Google Editions (aún no disponible). Si logramos finalizar el proceso mencionado creemos que le estaremos brindando al autor y al lector una excelente gama de posibilidades referidas al eBook en la cual Amazon constituye un punto fundamental.
En segundo lugar, Amazon significa incorporarnos a un mercado enorme de potenciales lectores que aún no disponen de mucho contenido en español y que creemos tiene aún un gran crecimiento por delante. Sumar un nuevo canal de venta y de promoción de esa envergadura es vital para nuestro proyecto editorial. Actualmente comenzamos con unos pocos títulos en eBooks y estamos aprendiendo dado que hay muchas diferencias de formatos, directivas, requisitos, porcentajes, etc. pero tratamos de cometer rápidamente la mayor cantidad de errores posibles para poder avanzar por el buen camino.

¿Qué beneficios obtendrán sus autores y qué beneficios obtendrá la editorial?
GE: Tanto los autores como la editorial podremos llegar a un público mayor dado que Amazon es una de las plataformas de eBooks más importantes del mundo. En ese sentido, obtendremos visibilidad y nuevos ingresos que antes no teníamos.
Por otra parte, a nosotros como editorial nos permite continuar “experimentando” y aprendiendo sobre el mercado del eBook en distintos escenarios y condiciones desde Argentina.

¿Qué representa el eBook? ¿Un nuevo formato, una nueva forma de leer o una oportunidad de negocio?
GE: Creo que podemos encontrar en el eBook los tres cambios. Es un nuevo formato que conlleva un modo de lectura diferente (en parte ya lo podemos comprobar con la lectura que hacemos en pantalla usando Internet o los celulares) y que ofrece una oportunidad de negocio muy importante. Las editoriales que mejor sepan entender el nuevo escenario enriqueciendo sus contenidos conseguirán que los lectores elijan sus eBooks y de esa manera podrán ampliar sus posibilidades para comercializarlos.

¿Bajo qué criterios debe negociar una editorial tradicional la publicación de sus contenidos en formato eBook?
GE: En el caso del eBook creo que aún no está claro bajo qué condiciones o en qué porcentajes una editorial debe negociar sus contenidos. Lo más importante, me parece, es ir probando distintas alternativas e ir fijándose cuál de ellas se adapta mejor al tipo de contenidos que manejemos como editorial. No es lo mismo un eBook sobre Medicina que una novela y, en ese sentido, los editores debemos evaluar cada obra o colección de forma diferente.

¿Hay un tipo de libro ideal para el formato eBook?
GE: Sí, aquel que le interese al lector. Más allá de los análisis habituales en los cuales se dice que las enciclopedias o libros técnicos son más fácilmente adaptables por su uso al formato eBook creo que depende enteramente del lector y en un futuro próximo no sabremos si nos resultará “natural” leer novelas en pantallas. Tenemos que estar preparados como editorial para ese tipo de escenarios y tratar de enriquecer los contenidos de diversas maneras para que la experiencia de lectura sea interesante. Recordemos que hace unos años nos resultaba ajeno realizar declaraciones afectivas por mail y hoy es algo habitual.

¿Consideras que todas las editoriales deberían migrar sus libros al formato eBook  sin importar el tipo de libro que publican?
GE: No, probablemente no deberían todas las editoriales migrar sus libros a eBooks. Ahora bien, sí es muy recomendable que lo hagan. Si no lo hacen estarán desperdiciando una gran oportunidad y desentendiéndose de un cambio que ya no es posible parar ni perder de vista. Cuanto más tiempo se demore en experimentar con los nuevos formatos y posibilidades después más difícil será adaptarse al nuevo escenario.
Me gusta pensar el nuevo escenario del mercado editorial teniendo en cuenta dos alternativas: o pensamos que nuestro trabajo consiste en vender agujereadoras o creemos que nuestra tarea es brindar la mejor alternativa para realizar agujeros. El mercado tradicional aún está atado al formato papel y cree que su misión es vender papel. Nosotros preferimos la segunda opción en la cual consideramos que nuestra tarea es ofrecer la mejor posibilidad para realizar agujeros (brindar contenidos) y en ese sentido no estamos atados al formato. Hoy en día se hace agujeros con los libros en papel, mañana probablemente no. Cuanto antes uno comience a analizar y probar alternativas mejor preparado estará.

¿Cómo se podría definir el tipo de lector de eBooks? ¿Es distinto al lector de libros impresos?
GE: Creo que en esta primera etapa (me refiero a los países de habla hispana) los primeros lectores de eBooks se pueden clasificar en dos grupos: aquellos que están familiarizados con las nuevas tecnologías y aquellos que leen muchos libros al año.
En el primer grupo, el tipo de lectura en pantalla ya les es habitual y por lo tanto, no sienten tanto el cambio entre el papel y lo digital.
En el segundo grupo, se encuentran aquellos lectores intensivos que leen muchos textos al año y que encuentran en la lectura en pantalla una nueva posibilidad de desarrollar ese hábito que tienen tan arraigado.
Con el tiempo probablemente esos lectores dejen de estar tan claramente diferenciados y pase a generalizarse el uso.

¿Cuáles son los criterios de calidad para la edición y el diseño de un eBook?
GE: Como siempre, dependerá del tipo de contenido con el cual estemos trabajando. Lo fundamental sigue manteniéndose: una clara presentación, ordenamiento de la obra y buen contenido.

¿Cómo ves el presente y el futuro del eBook en Argentina?
GE: Actualmente no hay muchos proyectos o editoriales que estén trabajando con eBooks pero creo que en poco tiempo comenzaremos a ver los primeros intentos de realizar experiencias interesantes. Las grandes editoriales que dependen de grupos extranjeros están esperando las directivas que les llegan desde las casas principales y mientras tanto, desperdician tiempo valioso y poseen poco margen para elaborar sus propias políticas. En ese sentido, creo que lo más interesante va a surgir y está surgiendo de editoriales independientes chicas o proyectos relacionados con el campo de la impresión y la tecnología. Lamentablemente, muchos son intentos aislados y no logran conformar un entramado coherente.
A fin de este año y principios del año que viene veremos si los lectores locales responden acorde a las expectativas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: