Estrategia editorial, caso Ediciones de la Travesía

28 May

Hay dos elementos que cuando escasean pueden truncar el desarrollo de cualquier proyecto editorial: dinero y lectores. No solo son imprescindibles para la realización de un proyecto considerados por separado sino que al interactuar aumenta su importancia: si el futuro libro no cuenta con suficientes lectores no generará tampoco el dinero necesario ni para pagar los costos ni para dejar beneficio alguno. Y a pesar de que parezca que se trata de un callejón sin salida, hay estrategias que permiten que un editor encuentre una vía para publicar ese libro de modesta demanda.  
La editorial argentina Ediciones de la Travesía publicó recientemente Capital Pampeano. Un espacio de reflexión para el desarrollo, un libro en el que se recogen los testimonios de veintidós personas relacionadas con los distintos sectores de la sociedad de La Pampa: economía, salud, educación, cultura, política. Buena idea, mejores intenciones, pero, ¿y los lectores?, ¿y las perspectivas de ventas? Garantizados gracias a una alianza entre el autor de la idea, el editor y los interesados* en el libro.
Todo comenzó cuando el sociólogo y consultor de empresas Guido Rovatti le propuso al editor Matías Sapegno publicar un libro sobre el desarrollo de la provincia de La Pampa. El asunto apremiante de quién escribiría el texto se resolvió mediante una nueva alianza: el contenido surgiría de un programa radial al que serían invitadas distintas personalidades para hablar sobre el tema.
Una veintena de representantes de distintas instituciones pampeanas participaron generando contenido suficiente para publicar un libro, a la par que FM Libertad, la emisora que cedió una hora de programación durante varias semanas, obteniendo a cambio contenido de calidad para ofrecer a su público. Cumplido con lo pautado, la edición de los textos estuvo a cargo de Sapegno y el diseño corrió por cuenta de la diseñadora Elsa Braun, socia en el proyecto. Hasta este punto se había logrado “escribir” y editar un libro sin poner dinero, aunque no sin invertir tiempo y esfuerzo.
Ahora bien, todavía quedaba pendiente cubrir el costo de impresión del libro y organizar la comercialización de los ejemplares. Nuevamente, se apelaría a la estrategia de la joint venture: los responsables del proyecto invitaron a las instituciones (universidades, empresas, comercios, asociaciones) a las que pertenecían sus colaboradores a adquirir diez ejemplares de Capital Pampeano. De esta manera, cuando el libro salió de la imprenta, el costo de impresión ya estaba cubierto y la mitad de los ejemplares comprados. Con ello solo faltaba vender el resto de la tirada y esperar a obtener rentabilidad sobre esos ejemplares. Al final, este proyecto editorial fue enmarcado por Ediciones de la Travesía bajo la consigna en boga de la Responsabilidad Social Empresarial: brindar algo valioso a la sociedad sin ánimo de lucro.

Corolario

  • En Argentina se dice: “Si hay que poner plata, no es negocio”. Si bien es usada con mucha ironía, esa expresión encierra una gran verdad, un proyecto editorial puede llegar a ser rentable incluso si no se invierte dinero, pues si se establecen las alianzas adecuadas el dinero puede ser proporcionado por otros mientras que el editor se puede dedicar a hacer su trabajo: editar.
  • Todo proyecto necesita de la participación de los interesados*, pues el proyecto solo existe para satisfacer sus necesidades. La estrategia de invitar a las instituciones y organizaciones de La Pampa a formar parte de este proyecto editorial fue clave para que Capital pampeano pudiera llegar a los lectores. 
  • Muchas vías alternativas u opciones no son tomadas en cuentan muchas veces al momento de evaluar un proyecto editorial. Ediciones de la Travesía colocó algunos costos de la edición del libro bajo la figura de la Responsabilidad Social Empresarial, así no solo los justificó contablemente sino que obtuvo un beneficio para la editorial.
  • Ediciones de la Travesía es una editorial independiente que se arriesga a publicar títulos que, probablemente, no alcanzan ninguna rentabilidad. Publicar Capital pampeano les permitirá seguir “arriesgando y perdiendo” con otros proyectos.

*En inglés a los interesados o involucrados en un proyecto se  les llama stakeholder. Los stakeholders son todos aquellos que afectan la ejecución del proyecto o que son afectados por ésta. En el caso de un proyecto editorial, los stakeholders irían desde el dueño de la editorial hasta el lector, pasando por los agentes de la cadena del libro hasta los prescriptores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: