¿Cuánto vale una imagen? 6

22 Feb

Portada de La guerra del fin del mundo, edición de Picador, sello editorial del grupo Macmillan.

Encontrar la portada adecuada para un libro es una de las tareas más arduas y difíciles dentro del proceso de edición. Idear una propuesta gráfica que sea atractiva y que le comunique al lector de qué trata el libro, a la vez que hace que éste destaque entre otros, no se logra gracias a un golpe de suerte. Generalmente es un trabajo que se hace en equipo y que responde a unos lineamientos originados en el departamento editorial (idealmente) o en el departamento de mercadeo (casi siempre).

Un buen diseño de portada puede no solo contribuir a que un libro se venda sino, reproducidos sus principios en la portada de cada título publicado, puede ayudar a crear una imagen de marca muy poderosa, tanto que esa imagen termine por ser la razón principal por la que se venda cada libro de la editorial.

Para el afamado diseñador Paul Rand “El diseño es una actividad personal, originada por el impulso creativo de un individuo.” Para Rand el diseño realizado de forma grupal o encargado por un comité representa todo lo contrario, es decir, diseñar en equipo o por encargo no solo priva al diseñador del placer de la autorrealización sino que, peor aún, puede llegar a interferir en su proceso creativo impidiéndole que cree o desarrolle sus ideas.

Según la visión de este afamado diseñador difícilmente se pueda crear un diseño (editorial) de calidad si no se dan unas condiciones óptimas para el trabajo creativo, unas condiciones distintas a la premura y a la exigencia de cumplir con pautas comerciales.

Quizás Rand, autor del famoso logo de IBM y autor de numerosos libros, tenga razón, y la creatividad, la originalidad y la calidad del diseño editorial solo se encuentren cuando el diseñador cuente con la suficiente libertad para crear. Ejemplos de ello pueden ser las portadas creadas de forma independiente por diseñadores como Mikey Burton y Alberto Hernández, que cuelgan sus trabajos en Internet.  

Novelas híbridas: una nueva manera de leer narrativa. El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. Proyecto de Alberto Hernández.

 

Campaña integral de branding basada en la reinterpretación de la portada de clásicos de la literatura en inglés dirigida a estudiantes de bachillerato. Éste fue el proyecto de tesis de Mikey Burton en la Kent State University

Anuncios

Una respuesta to “¿Cuánto vale una imagen? 6”

  1. Matías 24/02/2010 a 2:55 pm #

    Tapas, tapitas, tapadas…¿Cómo es posible que a esta altura de las cosas (el diseño, la edicion, la publicacion) se sigan haciendo tapas feas?Me encanta un libro con una tapa bella, contundente, poderosa.A veces, los diseñadores se olvidan de la importancia de las palabras… del poder de venta que puede tener una palabra (o una frase). Uno de los últimos libros que compré tenía una foto medio rara pero decía "Vagabundeando en el Eje del Mal. Un viaje a dedo por Irán, Irak y Afganistán" (Del Nuevo Extremo). Concreto, poderoso y vendedor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: