Los libros como medio para la enseñanza de valores

1 Nov

Respecto a la enseñanza de los valores, hace mucho que se viene hablando de la crisis o la pérdida de estos en nuestra sociedad. Este lamento se repite como un mantra con la esperanza de que de tanto repetirlo un buen día volvamos a tener valores. Mientras no los recuperemos o vuelvan a la normalidad nos dedicamos a pensar en qué podemos hacer para que los niños y los jóvenes, los hombres del futuro, crezcan teniéndolos. Y qué mejor medio para ello que los libros. Éstos, se cree, ofrecen entretenimiento a los niños y jóvenes haciendo que cualquier mensaje que contengan les llegue con mayor facilidad, como quien no quiere la cosa.
No obstante, el de los valores perdidos definitivamente es un falso reclamo. Esto se entiende fácilmente cuando, siguiendo la recomendación de Quino, el creador de Mafalda, se lee el Antiguo Testamento y uno se tropieza con historias como la del susodicho Caín. Esta demuestra que el mundo siempre ha tenido problemas –se podría decir que incluso ha mejorado un poco– y que los valores siempre han estado en crisis. En la Antigüedad, además de vacaciones y seguridad social, escaseaban los valores tanto como en la actualidad.
Ser perseverante, respetuoso, responsable, solidario, tolerante o poseer cualquiera de los otros tantos valores –son como veinte– que se consideran necesarios para que los niños se conviertan en hombres y mujeres de bien no sólo parece ser una tarea difícil en grado superlativo sino que no parece que sea algo que se pueda esperar que consigan los libros. Resulta difícil imaginar que sólo porque un lector joven lea un cuento en el que se exalte la importancia de la tolerancia inmediatamente comenzará a ser tolerante con los otros. Si instituciones tan antiguas como la Iglesia o, con mucho menos años, como la escuela no han logrado que todos y cada una de las personas que han pasado por su manos posean una comportamiento intachable, mucho menos los libros lo lograrán, con todas sus limitaciones y fallas. De nuevo las personas están esperando demasiado de los libros. Además, no debe perderse de vista que no hay nada más aburrido y molesto que toparse con una obra literaria o cualquier texto que pretenda aleccionarnos o hacernos tragar unas pastillitas de moral. Así no sólo no se consigue transmitir valores sino que también se daña a la literatura, al libro y a cualquier interés que se pueda sentir por estos.
En este momento puedo escuchar la voz preocupada de una madre preguntándose: “si los libros no enseñanza valores, entonces, ¿qué enseñan? Entre las posibles respuestas se encuentra aquella de que los libros sirven para enseñar matemáticas, geografía, historia y todos los temas y objetivos del currículo educativo que esté en boga. Claro, queda implícito que también enseñan a leer. Pero realmente la respuesta es que los libros no enseñan nada, pues no tienen como función u objetivo enseñar algo. Queda de parte de cada lector aprender o no algo del libro que está leyendo.
Anuncios

5 comentarios to “Los libros como medio para la enseñanza de valores”

  1. Hecsil Coello 02/11/2007 a 4:08 pm #

    Estoy de acuerdo con que los libros no tienen por qué enseñar valores e incluso algo concreto. Cuando comencé a leer, simplemente me gustó la historia que entraba por mis ojos y así continué de libro en libro, teniendo mis propias ideas del asunto.
    Trabajo en una editorial escolar y creo que no hay nada más aburrido para los niños que los libros, que no son de texto, también enseñen algo y sirvan como una suerte de tarea asignada.

  2. Pandora 09/11/2007 a 9:00 pm #

    Aquellos padres que esperan que sus hijos sean “buenos” por leer libros, están tan equivocados como aquellos que afirman que los niños que juegan con videoconsolas serán violentos, ni lo uno ni lo otro y todo en su justa medida es bueno.
    Los libros no tienen que enseñar, son los niños-jóvenes lo que tienen que aprender que en los libros encontrarán incluso más aventuras que en los videojuegos, pues su imaginación será quien les guíe en la historia y les una con los protagonistas.

  3. Leroy Gutiérrez 11/11/2007 a 9:30 pm #

    Estimada Pandora:

    Hoy tuve la oportunidad de escuchar a Adela Basch, escritora y editora argentina, hablar sobre la manera en que los adultos perciben el mundo y, por ende, de cómo perciben a los niños y los libros que los tienen como lectores. Adela decía que el problema con los adultos es que la sociedad les ha enseñado a creer que más es mejor que menos, que blanco es mejor que negro, que hombre es mejor que mujer y que grande es mejor que pequeño. Como grande es mejor que cualquier otra cosa, los niños y todo lo pequeño es subestimado. Se cree, por ejemplo, que los niños son seres imperfectos, a los que les hace falta mucho (tiempo y adiestramiento) para llegar a convertirse en seres perfectos como los somos los adultos. De allí que se deba hacer un gran esfuerzo para ayudarlos a ser como nosotros, personas de bien que han construido una sociedad justa, equitativa y en donde todos somos felices.

    Saludos

  4. Wolram 13/11/2007 a 5:50 am #

    Al parecer los valores siempre están perdidos, siempre hay algo que rescatar; alguna costumbre, algún pudor; nunca falta el viejo cuento de que todo tiempo pasado fue mejor, etc. Los valores o principios no son enseñados por los libros, eso es cierto; pero también es cierto la literatura puede ser un teatro moral, es decir, que puede ser un escenario en el que se confronten distintos conflictos morales, claro está, ello no significa que los lectores se traguen la pastillita moral. Sin embargo, soy de los que cree que aquél que actúa bien, o lo que podríamos llamar bueno según la cultura en que hemos crecido, actúa conforme a lo correcto porque ama hacer el bien. Lo que trato de deciros es que la moralidad, según creo, no es el resultado de una decisión racional, aunque el ejercicio racional de deliveración sea parte del proceso de toma de decisiones, sino que se trata de una inclinación natural del individuo. Los individuos aman o rechazan el bien, mas no le acatan porque tal o cual principio racional así lo afirme.

  5. Maravilloso Desgarro 18/12/2007 a 8:14 pm #

    Valores…

    ¿Los valores no son un producto más para vender e intercambiar? y ¿No son más que las etiquetas que nos colocamos para darnos más “valor” ante la mirada ajena?

    Es que es muy fuerte eso de: enseñar valores, crecer en valores, gerencia en valores… Es demasiado marketing.

    Los valores son cosa de aprendizaje hogareño, y los antivalores también. Son el patrimonio y la herencia conductista de nuestras familias.

    Pero, alguien descubrió que podía mercadear ese patrimonio y canjearlo por efectivo, así surgió la inagotable veta del “te diré cómo ser feliz, te diré como ser rico, te diré como ser amado, te diré lo que sea por tu dinero, te diré un inmenso etc. A cambio de un precio establecido y además prometo decírtelo en varias ediciones.”

    Yo no creo que hayamos perdido los valores, creo que el ser humano es diferente a lo que era hace cien o cincuenta años. El hombre, y la mujer, contemporáneos tienen ideas distintas sobre el honor, la fidelidad, la honestidad a las que se manejaban hace 20 años, y esos son valores, pero ya ningún hombre reta a duelo a otro para saldar el honor de una ofensa… por favor si ya casi no abren las puertas para que pase una “dama” primero (yo sé que tú L eres una especie en extinción).

    La idea sobre un valor es derivada (de esos 50 o 100 años), algunos entran en desuso, otros se desgastan, otros se reformulan. Los niños del presente o nuestros futuros hijos absorberán y adaptarán esas trizas de valores y los reformularán nuevamente para su provecho en una sociedad seguramente diferente a la nuestra.

    Antes era un valor la sumisión femenina ahora lo es la independencia. ¿Qué te puedo decir? Lo que se piensa es un valor puede ser un antivalor mañana.

    ¿Qué si los libros pueden enseñar valores? No; pero la menos los registran, dan fé de ellos, de que existieron, de cómo eran. ¡Claro no me refiero a ningún libro que rece VALORES en su portada! Si quiero buscar valores puedo recurrir a la Novelas Ejemplares de Cervantes, por ejemplo, para reírnos a mandíbula batiente acerca de los valores de la época – y su inmensa hipocresía-.

    ¿Qué si los libros pueden enseñar valores? Sí y sólo si, en el núcleo donde te han educado (o criado) te inculcaron (o metieron a los trancazos) que leer es (escoge) bueno, obligatorio, agradable, enriquecedor, entretenido, didáctico, revelador, liberador, lo único que tienes permiso de hacer, etc…

    Tiene que haber algo antes de los libros, luego el resto ¡es ganancia y en bajada!

    “Resulta difícil imaginar que sólo porque un lector joven lea un cuento en el que se exalte la importancia de la tolerancia inmediatamente comenzará a ser tolerante con los otros.” Quizás la tolerancia no esté en el carácter de ese joven, quizás sea algo que tiene que aprender, al menos al leer sobre la tolerancia el chico se entera que existe. Digo yo.

    Insisto, los valores son ropas que nos ponemos para lucir mejor, a algunos les luce naturalmente bien a otros les va forzado, pero se aprender a llevar y como todo si lo te lo enseñan a temprana edad lo dominas mejor y más rápido.

    Los valores son normas sociales que carecen de la impostura que poseen las leyes, y también cambian como las leyes con el tiempo. Entender que los valores son herramientas que en general enriquecen nuestro trato con la vida, toma tiempo y madurez, incluso si se nos ha “educado en valores” y nos portamos “como si” fuésemos honestos, rectos, tolerantes y agradecidos. Los valores en principio son conductas aprendidas, y lamentablemente yo no creo que un libro enseñe conductas, pero si ayudan a entenderlas y a mejorarlas si es nuestro deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: