Los blogs en la promoción del libro

9 Ago
Javier Celaya*
Si tres de cada cuatro españoles no leen periódicos, no entiendo por qué la mayoría de las editoriales centran casi todos sus esfuerzos de promoción en obtener reseñas en los medios de comunicación tradicionales en vez de fomentar la recomendación de sus libros entre lectores a través de los nuevos medios digitales. El índice de lectores de prensa escrita en España no crece desde hace diez años, mientras que los lectores de diarios digitales aumentan cada año en un 183%.
Además, si tenemos en cuenta que varios estudios sobre hábitos de lectura y compra de libros señalan que más del 60% de los españoles compran un determinado libro basándose en el consejo y recomendación de un amigo o un familiar, mientras que sólo un 21% lo hacen tras leer una reseña en un medio de comunicación, ¿cuándo empezarán las editoriales españolas a considerar los nuevos medios digitales como la herramienta idónea para fomentar la recomendación de libros entre potenciales lectores?
Los departamentos de prensa de las editoriales dedican grandes esfuerzos económicos y humanos a la organización de ruedas de prensa de presentaciones de libros, seguimiento de notas de prensa, gestión de entrevistas con el autor, envío de centenares de ejemplares a las diversas redacciones con el fin de lograr la ansiada cobertura mediática. ¿Tiene este esfuerzo de promoción un impacto real y directo en las ventas del libro? Pocas editoriales son capaces de medir con exactitud la eficacia y rentabilidad de sus estrategias de comunicación. Su única referencia de éxito es que uno o varios de los suplementos culturales que publican semanalmente los principales medios de comunicación (Babelia, Culturas, El Cultural, ABCD, etc. ) y/o la sección cultural de estos medios publiquen una buena reseña sobre el libro que están promocionando.
Varios expertos estiman entre 25.000 y 30.000 personas/semana la audiencia de lectores habituales de estos suplementos en toda España. Independientemente de las cifras de lectura, entendemos que la audiencia de los suplementos culturales es muy fiel y responde a unos perfiles de audiencia objetivo muy característicos. Siempre que nuestro objetivo de comunicación sea ese público, compartimos la necesidad de canalizar esfuerzos de promoción a través de estos medios tradicionales. Ahora bien, las editoriales deben tener en cuenta que están surgiendo nuevos canales de comunicación basados en las nuevas tecnologías que paulatinamente irán adquiriendo mayor peso en las estrategias de comunicación cultural. De hecho, estamos convencidos de que hoy en día es imposible elaborar una estrategia de comunicación sin tener en cuenta esas nuevas posibilidades, y sabiendo que en un futuro muy cercano serán canales decisivos.
Diversos estudios indican que la mayoría de las personas mantienen conversaciones sociales de forma permanente con cerca de 150 individuos (familia, amigos, gente del trabajo, etc). Durante estas conversaciones, las personas suelen recomendar libros, discos, películas, lugares de vacaciones, restaurantes, etc. Con la llegada de los nuevos medios digitales nuestra capacidad de conversación en red se multiplica. Internet crea millones de atajos y enlaces entre estos grupos de 150 personas, donde las conversaciones fluyen de un grupo a otro grupo. Las editoriales tienen una oportunidad única para fomentar conversaciones sobre libros entre lectores a través de los blogs (bitácoras).
Para entendernos, un blog es un sitio web donde un autor aporta opiniones y reflexiones, escritas con un estilo informal. Muchos de estos blogs son gestionados por líderes de opinión (periodistas, críticos, escritores, etc.) que escriben en estas páginas digitales sobre temas que no pueden tratar abiertamente en los medios tradicionales por conflictos de intereses y líneas editoriales encorsetadas. En la actualidad, existen alrededor de 80.000 blogs activos escritos en español, convirtiéndose en auténticas fuentes de información alternativas y en herramientas que difunden la actualidad cultural de forma fluida y eficiente. Algunas editoriales españolas están ya teniendo en cuenta a estos nuevos medios digitales en sus estrategias de comunicación y promoción de libros.
Estos nuevos medios de comunicación están cambiando las relaciones entre los lectores, los autores y las editoriales. Actúan como fuente complementaria a las reseñas publicadas en los medios tradicionales y permiten a los lectores obtener información y compartir opiniones sobre determinados libros.
Muchos profesionales de la comunicación se preguntan si los autores de estos blogs deben ser considerados periodistas, creadores de opinión o fuentes de información. Para los departamentos de prensa de las editoriales este debate es irrelevante. Lo verdaderamente interesante es que los bloggers son personas que opinan como lectores con criterio, más o menos fundado, y que además, por su capacidad de creación de opinión, pueden influir directamente en la percepción que tengan muchos lectores sobre un determinado libro. Por tanto, más vale que las editoriales empiecen a pensar en el papel que tienen estas nuevas herramientas en sus futuras estrategias de comunicación. Tienen a su alcance un nuevo medio de comunicación cultural que no se limita a reseñar un libro, sino que permite a los lectores conversar sobre él con otros lectores y formar parte del proceso informativo.
*Editor de la Revista Cultural Dosdoce y autor del blog Comunicación Cultural.
Anuncios

2 comentarios to “Los blogs en la promoción del libro”

  1. Rodrigo Ortega 28/08/2006 a 1:57 am #

    Estimado Leroy:

    Gracias por incluirme en sus Links, ya le dí una buena lectura a su blog y en este momento lo sindico para no perdermelo, también lo felicito por sus contenidos y por este comentario en especial, que da cuenta de su sensibilidad hacia el futuro del libro.

    Aunque mi blog no trata mucho de esa cuestión estoy contento por hacer de mi oficio y de los demas oficios una ventana mas para ver al libro.

    Lo saludo y estamos en contacto

  2. solodelibros 28/08/2006 a 4:54 pm #

    Javier Celaya tiene mucha razón al otorgar esa posible influencia en la creación de opinión a los blogs. Lo cierto es que muchos autores de bitácoras literarias (con algunos de los cuales tengo contacto más o menos asiduo) son excelentes lectores y/o críticos, lo cual confluye para crear ‘corrientes de opinión’ más allá de los tradicionales medios escritos (los suplementos culturales, las revistas especializadas, etc.).
    El hecho de que las editoriales no aprovechen esta senda es, por una parte, beneficioso (las opiniones son, y siguen siendo, independientes), pero por otra no hace si no demostrar que aún están ancladas en un proyecto empresarial caduco y tradicional.
    Lectores potenciales hay muchos; buenos lectores, menos; pero casi todos ellos pueden darse cita en internet, y los blogs son una fuente de información excelente para conformar futuros amantes de las (buenas) letras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: